Higiene dental

Higiene dental
Higiene dental

En muchas ocasiones los pacientes creen que la higiene dental es un tema de cepillarse los dientes después de cada ingesta de alimentos. Pero más que un tema de estética, que también. La correcta higiene dental evita muchos problemas posteriores a los tratamientos y también ayudan a conseguir que nuestros pacientes vengan menos frecuentemente a la clínica. Básicamente aconsejamos siempre tres fases que serían : El cepillado dental, la limpieza con hilo dental y el enjuague.

Se considera que el cepillado más importante sería el de antes de dormir. Es decir después de la cena. A veces puede ser aconsejable cepillarse antes de la comida para reducir la placa bacteriana. Hay que tener en cuenta que lo correcto sería entre dos y tres cepillados diarios. Un cepillado excesivo puede repercutir en el desgaste del esmalte de los dientes, como el cepillado “agresivo”. Otro factor importante es el tipo de cepillo. La dureza de las cerdas de un cepillo es un tema importante, que comentaremos en otro post. En definitiva el cepillado de los dientes es la manera de mantener los dientes en perfecto estado, tanto desde un punto de vista estético como de salud.

La pasta dental otro de los elementos importantes en la higiene. Es importante que contenga triclosan. El cepillado se realizará de arriba abajo. Por un tiempo de tres a cinco minutos, es decir unas diez cepilladas por cada dos dientes. Y pasaremos el cepillo de dientes también por la cara interna de las mejillas, el paladar, la lengua y las encías. A veces es útil y aconsejamos el uso de cepillos eléctricos. Por la facilidad de su utilización, y normalmente tienen un avisador (vibraciones) para saber el tiempo en que te has estado cepillando. Normalmente hace una breve pausa cada 30 segundos.

El hilo dental es totalmente aconsejable. Por lo menos una vez al día. Con el hilo dental llegamos a limpiar los espacios interdentarios a los que no llegamos con el cepillo. Y por último el enjuague, muchas veces recomendamos hacerlo con un colutorio. En caso de gingivitis especialmente. Los colutorios con clorhexidina poseen una actividad antibacteriana. Sin embargo no debemos abusar de su uso porque eliminan todas las bacterias de la boca, las dañinas pero también las beneficiosas. En definitiva una buena higiene dental ayuda a prevenir enfermedades o tratamientos indeseables que repercuten directamente en la salud de los pacientes.

Add Comment